viernes, 28 de octubre de 2011

DÍA 53. SIN PALABRAS

Apaciguado el eco de tambores, 
detenemos la marcha sólo para mirarnos.
Los ruidos de la noche ya no hablan. 
Nos buscamos los ojos y aquí estamos

: desnudos y perfectos.

De modo que así éramos.
De modo que así somos.
Justo  como la noche quiso que nos viéramos


: transparentes
como gotas de agua

No hay palabras.
Las palabras se fueron con la noche,
a inventar días nuevos


©Isabel Expósito Morales

8 comentarios:

  1. Al son de la mirada, al son de las palabras...encadenadas. Saludos cordiales Isabel.Tanci

    ResponderEliminar
  2. Lo entiendo como la primera vez y siempre es distinta a las siguientes, es más fresca, más natural.
    Precioso.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Ritmo, musicalidad, profundidad, belleza poética que habla del amor desnudo, sin máscaras. Muy bueno, Isabel. Román

    ResponderEliminar
  4. Sensual, sincero, íntimo. Qué el silencio calle las palabras. La verdad no necesita disfraces para entrar en escena. Con esos ojos buscándose ya se expresa todo aquello que el momento necesita.

    Me gusta, me remueve, me atrapa.

    Saludos, Isabel.

    ResponderEliminar
  5. La sencillez que, al final, está tras el amor desnudo, que cada noche se viste con su diferente magia. Muy sensual, desnudo, sencillo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Tus palabras me hacen estremecer. Melodía con gran carga de sensibilidad excitante. Mejor imposible. Esperamos más y más!!

    ResponderEliminar
  7. Curioso día el de tu poema, paradojas de la existencia:
    tú, "sin palabras",
    vivías el Eros entre dos cuerpos
    y a mí Tanatos me dejaba sin mi otro cuerpo y sin palabras.

    ¡¡Precioso el canto erótico!!
    B. F. M.

    ResponderEliminar
  8. el amor es la rueda que muebe el mundo,precioso un beso

    ResponderEliminar