lunes, 10 de julio de 2017

DÍA 706. AMANDO

38 AÑOS Y UNAS HORAS

Por si deseas escucharlo en la voz de José Francisco Díaz-Salado Suárez , Programa de radio La Voz Silenciosa,
copia y pega
http://www.ivoox.com/amando-isabel-exposito-morales-audios-mp3_rf_2995369_1.html





La primera vez que lo amé, lo amé naranja, que es como se ama a los corceles rojos de miradas amplias.  Aquel amar fue estrépito fugaz y todo –amor, color y lumbre– fluyó en la torrentera sin que me diera cuenta. Fueron tiempos de selva.

La segunda vez que lo amé, rocé sus bordes.  Quise dibujar mariposas sobre su piel de agua.  Quise querer azules y violetas, adentrarme en las rutas que los corceles rojos esconden a alas temerarias. Deseé volar largo y profundo los segundos, despierta. Lo anhelé todo. Fueron tiempos sin tregua.

Después, llegó la primavera.  Se instaló en las orillas, entre manos de arena y voces de libélulas.  Y el amor se hizo puente y crecieron, la vida y las enredaderas, detrás de las ventanas, en las rutas de escarcha, sobre los charcos tristes, en medio de  palabras, invadiendo las risas de los patios, remontando batallas, venciendo la espesura, abrazando las noches.  Fueron tiempos de siembra.

La tercera vez que lo amé, lo amé despacio, tanto... que aún sigo amando…la estela caprichosa de los corceles rojos, la suavidad del tacto de su ternura antigua, el pasado de selva, los campos que sembramos sin tregua, el pliegue de sus sombras sobre mis madreselvas, las alas que aún nos llaman por las tardes del tiempo…

















domingo, 25 de junio de 2017

SENTIR

Sentir es lo que he hecho:
         respirar por la piel
adentrarme en rastrojos
 jugar con los placebos
aventurarme en imposibles caprichosos
llorar sin evidencias
engancharme a pasadizos secretos
        
morir por un amor incandescente
                            esperar…
          
esperar que las cosas cayeran;
no sé bien desde dónde
                   sin razones ni pesos
Sentir,
dejarse ir,
volver, siempre  volver
donde se construyen todas las sensaciones
         y quedarse a vivir en esa  antigua armonía
         que nos lleva
         a  la incesante  epifanía
         de las cosas



lunes, 22 de mayo de 2017

DÍA 1030. ¿QUIÉN NOS ROBÓ LA PRIMAVERA?



¿Quién nos robó la primavera?
gritan hoy los poetas,
los que saben de canciones sin prisa
y andaduras
y sueños fracturados
Hoy persiste este invierno
en el dolor de algunos,
en los ojos de todos,
sobre el frío, la lluvia,
la humedad del silencio,
el viento encarcelado en la pregunta:

¿Quién nos robó la primavera
derramada en la calle
esta mañana,
en los campos que refugian vergüenzas,
en la guerra y el trueno desalmado,
en el niño olvidado
hace un minuto apenas?

¿Quién roba versos a la esperanza?

Ayer por la mañana,
o hace un minuto apenas.




jueves, 13 de abril de 2017

ABRIL

Abril sabe mis tiempos
mis ritmos
mis compases.
De él partió mi barca
y a él vuelvo 
siempre
 para reconocerme.

Abril se me hace espejo
porque en él me veo
porque en él me invento
y me reinvento

cada primavera
hasta que el sol agoste
mi inventario del tiempo.




martes, 21 de febrero de 2017

INMEDIACIONES



Mar afuera
la proximidad se sugiere,
se insinúa en remotas arenas
que soñaba la noche,
en caricias ingrávidas
que acechaban los dedos.

Mar adentro de tí
la llama tibia de la cercanía
apremia,
como vientos húmedos
que abrazaban motivos
en costados efímeros.

Oceánica cabalgadura
                                                                 donde el abismo clama,
                                                                 donde el amor reclama
                                                                        inmediatez.

                                                                      Mar afuera de tí
                                                                         -luego-
                                                                   la insinuación tirita,
                                                                la inmediatez descansa.