lunes, 4 de mayo de 2015

DÍA 1069. PRÉSTAMO


a  Fabián

Préstame la mirada
que quiero conocer el mundo con tus ojos

y descubrir si existen más colores,
cómo se ve la vida 
desde tu atalaya,
qué observas en mi frente,
qué oteas y escudriñas y veneras,
si existe un horizonte que no veo...

Préstame la mirada
para saber qué miras cuando miras,
qué quiero ver aquello que no veo


Préstame la mirada
para verme:

puede que ella me diga lo que espero


domingo, 15 de marzo de 2015

DÍA 1020. POESÍA


Vino.
Llamó y solo vino ella.

 Y aquí estamos nosotras,
ella y yo
y la llamada aquella
que invocaba no sé qué subterfugios
qué perezas antiguas
qué encrucijadas en no sé qué caminos…
Vino.
La página  esperaba 
con soledades nuevas.
Vino.
Y allá quedó  guardada
en las sepias del viento,
aquella niña que buscando presencia
se encontró con la ausencia
de la que no sería.
Vino.
Llamó y solo vino ella:
A esta llamada página
a esta invocada esquina
 de palabras baldías…




martes, 24 de febrero de 2015

DÍA 1006. ESTA TARDE


Esta tarde es de lluvia
y el sol no se da cuenta.
Se colgó del olvido
dormido
entre las gotas.
No sabemos qué sueña
qué otras calles transita
a dónde se dirigen
sus cortinas de humo,
sus fuegos encendidos,
su calor derretido
tras relojes de arena.
Esta tarde es de lluvia
persistente y serena.
Se colgó del recuerdo
de aquel sol de verano
en las playas del tiempo…
Y aquí están, lluvia y sol,
abrazados sin verse,
intuyéndose siempre.




lunes, 9 de febrero de 2015

DÍA 992. TU VIDA (In memóriam)

Tu vida fue
agua resbaladiza
plegada en días
de trama esquiva.
Fue isla
de ánimos ausentes,
volcán lacrado en sobres
hacia alguna parte.
Fue búsqueda
de retornos y huidas,
fue un ánfora
derramada
sobre un mar de embeleso.

Tu vida
fue ritual de atavíos,
pasajera de un navío
súbito.

Tu vida:
una dama que otorgó lumbre;
luciérnaga
que en su malabar bajel
tocó fondo
y te elevó en su fuga.


lunes, 2 de febrero de 2015

DÍA 982. IMÁGENES


Mañana fría;

hielitos de Nisdafe
que resbalan
por la espalda desnuda
de la tristeza.





Tardes de siesta;
aljibe que me brinda
bruma y pereza



Noches de luna;
capitán que cobija
mis mariposas.




Hay un pueblo que late,
                                    que tañe,
                                    que rezuma
                                    gotitas de ternura
                                    sobre mi boca abierta...





domingo, 11 de enero de 2015

DÍA 959. EN EL JARDÍN DE BRIARA


En el jardín de Briara
hay luz y fuego
y un tumulto de mariposas
abriendo las mañanas.

En él, la música
es un tambor que siempre marca
ritmos de tierra y lava

…aunque su fuego esconda
rincones de terciopelo
donde guardar alhajas.

En el jardín de Briara
nacen ríos de estrellas
que la lluvia no apaga

y abajo, en lo recóndito,
hay una catarata
de sueños
que a  veces despereza

para bailar la vida
al compás del limón
y al ritmo de  cerezas.

En el jardín de Briara
se dibuja el amor
sin sombras y sin vallas
porque en él 
canta el mar
canciones de agua clara...